Yezhov, Nikolai (1895-1940)

BIBLIOGRAFÍA

Político soviético.

Nikolai Ivanovich Yezhov nació en Marijampole, Lituania, hijo extremadamente bajo de padres simples. Sin terminar la escuela primaria, fue aprendiz de un sastre, más tarde se convirtió en obrero industrial en la capital rusa, Petrogrado, y soldado después del estallido de la Primera Guerra Mundial.Después de la Revolución de Octubre de 1917, comenzó una carrera en el Ejército Rojo y luego en el Partido Comunista. Durante la década de 1920 fue secretario del partido en la provincia de Mari y Kazajstán antes de ser transferido a Moscú en 1927, donde se involucró en la política de personal para el Comité Central del Partido y luego el Comisariado Popular de Agricultura. En 1930 fue ascendido a jefe del departamento de personal del Comité Central. En 1934 se convirtió en miembro del Comité Central y jefe de la Comisión de Control del Partido.

Como resultado de una carrera sorprendentemente rápida, en 1935 Yezhov fue nombrado secretario del Comité Central, una de las principales funciones del partido, para supervisar el Comisariado Popular de Asuntos Internos (NKVD) a cargo de la seguridad del Estado. Además, siguiendo instrucciones del líder del partido, Joseph Stalin, llevó a cabo una purga del aparato del partido. A partir de 1936, participó en la organización de grandes juicios contra antiguos miembros prominentes del partido. En septiembre de 1936 Stalin lo nombró comisario del pueblo de asuntos internos, o jefe de seguridad del Estado. En esta posición Yezhov organizó el Gran Terror. Primero el NKVD fue purgado; su predecesor Genrikh Yagoda fue liquidado, junto con un gran número de sus subordinados. Luego siguieron arrestos masivos dentro del partido.

La culminación del Gran Terror fueron las llamadas operaciones de masas, destinadas a eliminar a personas que se consideraban espías insuficientemente leales y supuestos. El 30 de julio de 1937, bajo instrucciones de Stalin y el Politburó, Yezhov firmó la Orden 00447, encargando el arresto de casi 270.000 “antiguos kulaks, criminales y otros elementos antisoviéticos” (una definición lo suficientemente amplia como para incluir a cualquier persona considerada un riesgo de seguridad por la élite del partido o el NKVD); unos 76.000 de ellos fueron fusilados de inmediato, el resto enviados a los campos de concentración del gulag. Iban a ser sentenciados por “troikas”, triunviratos administrativos a los que se les otorgaban cuotas de arrestos y ejecuciones que podían aumentarse a petición.

Los extranjeros fueron otro objetivo de las operaciones masivas de Yezhov, especialmente aquellos pertenecientes a nacionalidades de países vecinos, como polacos, Alemanes, letones y finlandeses. En total, durante quince meses (agosto de 1937 a noviembre de 1938) más de 1,5 millones de personas fueron arrestadas por cargos de contrarrevolución y otros crímenes contra el Estado; casi 700.000 de ellas fueron fusiladas. Por instrucciones de Yezhov, y con su participación personal, fueron torturados para hacerlos confesar sus supuestos crímenes.

Los elogios de Stalin y otros líderes del partido indican que Yezhov no actuó por su propia voluntad. Esto es corroborado por su continuo ascenso. En octubre de 1937 fue nombrado miembro candidato del Politburó, posiblemente solo pro forma, ya que en abril ya había sido incluido en el cuerpo directivo diario de los cinco. Además, además de sus otras funciones, en abril de 1938 fue nombrado comisario del pueblo para el transporte de agua.

Aunque en ese momento esto no estaba claro, la última promoción de hecho inició su caída. Stalin se había vuelto sospechoso de su poderoso y ardiente jefe de seguridad del Estado, cuestionando su lealtad. En agosto nombró a Lavrenty Beria Yezhov diputado; Yezhov entendió correctamente que el georgiano era su sucesor previsto. Después de fuertes críticas, en noviembre de 1938 renunció como jefe de la NKVD, aunque por el momento se le permitió mantener sus otras funciones. Uno tras otro, arrestaron a las personas que lo rodeaban. Su esposa, Yevgeniya, sintió que la red se cerraba a su alrededor y se suicidó con la ayuda de su marido. Acostumbrado a la bebida sólida, en estas circunstancias Yezhov se convirtió en un verdadero alcohólico.

En abril de 1939 fue arrestado. Bajo tortura, confesó haber cometido espionaje y sabotaje y ser culpable de conspiración y terrorismo. El cargo de” sodomía ” se refería a sus contactos homosexuales. El 2 de febrero de 1940, en un procedimiento estalinista de justicia sumaria, fue condenado a muerte, para ser fusilado la noche siguiente.

Después de su caída, durante muchos años Yezhov fue completamente ignorado. Luego, durante la década de 1950, la campaña de desestabilización dio a luz el mito de la Yezhovshchina (“la época de Yezhov”), sugiriendo que Yezhov, junto con un puñado de otros, había organizado el Terror, por así decirlo, sobre la cabeza del partido. Al mismo tiempo, el carácter real y el alcance del Terror se mantuvieron en secreto, al igual que la biografía de Yezhov. Estos hechos solo se conocieron a partir de la década de 1990, después de la caída del comunismo. Se hizo evidente que, de hecho, Yezhov debía ser considerado responsable del Terror, pero también que actuó de acuerdo con las instrucciones de Stalin, quien lo despidió cuando ya no lo necesitaba.

Véase alsoPurges; Stalin, Joseph; Terror.

BIBLIOGRAFÍA

Getty, J. Arch, and Oleg V. Naumov. The Road to Terror: Stalin and the Self-Destruction of the Bolsheviks, 1932-1939 (en inglés). Traducido por Benjamin Sher. New Haven, Control., 1999.

Jansen, Marc y Nikita Petrov. Stalin’s Loyal Executioner: People’s Commissar Nikolai Ezhov, 1895-1940 (en inglés). Stanford, California., 2002.

Khlevnyuk, Oleg. “The Objectives of the Great Terror, 1937-1938.”In Soviet History, 1917-53: Essays in Honour of R. W. Davies, edited by Julian Cooper, Maureen Perrie, and E. A. Rees, 158-176. Basingstoke, Reino Unido, 1995.

Marc Jansen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.